10 razones que te obstaculizan cerrar ventas.


Evita cometer estos errores y cierra más clientes


Existe una diferencia entre "Vender" y "Cerrar", ambas utilizan habilidades diferentes y aplicaciones distintas. Donde el más importante, es conocer cómo "cerrar" ventas o acuerdos, ya que es la parte donde nuestro cliente decide completar la transacción y es ahí donde verdaderamente le proporcionamos valor a nuestro nuevo cliente.


Cerrar tratos es el paso final en la búsqueda de cumplir cualquier meta. Nada sucede realmente hasta que puedas obtener el apoyo, la energía y los recursos de los demás. Por más duro que pueda parecer, saber cómo cerrar tratos es lo que distingue a las personas que tienen, de las que no tienen. Esta habilidad es crítica y vital para diferenciar a un soñador, de algún individuo excepcional que hace sus sueños realidad.


No existe mayor pérdida para un individuo o compañía que el no saber "cerrar tratos o personas" en sus productos, servicios, ideas y sueños. La incapacidad para llegar a un acuerdo agota las creencias y la confianza en sí mismo de un individuo. Se desmoraliza visiblemente y comienza a renunciar a su búsqueda, prestando atención a las pérdidas y los fracasos, en lugar de la confianza y la competencia que se derivan del cierre.


-- El mundo está lleno de personas que sueñan con grandes productos o ideas que pueden cambiar el mundo, pero nunca se vuelven realidad simplemente porque el soñador no pudo "cerrar" a otras personas en apoyar su sueño. El mundo es abundante con grandes ideas y grandes sueños y corto en personas que pueden "cerrar" a otros en financiar, apoyar y respaldar su proyecto. --


Cuestionarios indican que la parte #1, más temida en el proceso de ventas es la parte que involucra la negociación y cerrar el trato. Cerrar el trato es el punto en cada transacción donde se convierte en el momento donde le pedimos a alguien tomar acción. Esta acción siempre involucra la transferencia de algo valioso, que no necesariamente tiene que ser monetaria.


"Cerrar un trato" es cuando una persona recoge el premio del trabajo duro realizado previamente"


Es por ello que te presentamos las "10 razones que obstaculizan "cerrar tratos".


1. Nunca intentar cerrar.


Esta es la razón número uno por la cual un trato, no se concreta. El vendedor nunca pidió llegar a un acuerdo. Esto puede venir de muchas razones, incluyendo el deseo de no ser rechazado.


Tienes que empujarte a ti mismo y pedir cerrar el acuerdo, vas a tener que estar dispuesto a fallar, estar dispuesto a obtener un "no". Al realizar esta simple tarea, estarás sorprendido de la cantidad de personas que cierras, solo por que se lo pediste.


2. Presionar es percibido como una cosa "mala".


Nos han enseñado desde pequeños que presionar e insistir esta mal, es de mala educación, rudo y es inapropiado. Debido a su educación con respecto a ser amable, tener modales y otras gracias sociales, el vendedor no está dispuesto a insistir.


Presionar no me hace "no agradable" o "maleducado", sino que demuestra que estoy vendido en mi producto, sé lo que quiero y estoy dispuesto a superar toda los obstáculos para conseguirlo.


3. Falta de voluntad para lidiar con las emociones.


La mayoría de las personas carece de la voluntad para lidiar con la incomodidad emocional que toma lugar entre el "no" y el "sí" en una negociación, por lo tanto buscan evadir este intercambio emocional a cualquier costo.


Tienes que estar dispuesto a manejar cualquier cosa, incluyendo las emociones de otra persona hacia ti en orden para poder asistirlo y lograr cerrar el trato.


Cuando se trata de negociaciones, acuerdos, decisiones y dinero, las personas se ponen emocionales, las cuales la mayoría es solo una respuesta emocional que no tiene nada que ver contigo y con tu propuesta. Tienes que entrenarte para hacer nada al respecto, reconocer a tu prospecto, y por supuesto, evitar ponerte emocional. Reconoce cualquier emoción que tenga o cualquier cosa que tu prospecto está experimentando, pero NUNCA respondas con más emoción.


¿Cuando un bebé empieza a llorar, los padres deben responder de la misma manera? !Por Supuesto que no!


4. Falta de creencia en el producto.


Este fallo ocurre cuando el vendedor ahora (cerrador) no cree completamente en su producto, idea o servicio al punto que hará lo que fuera con tal de cerrar a su prospecto. Tienes que creer ciegamente en lo que vendes para poder controlar tu número de ventas.


¿Alguna vez has creído tanto en algo a un grado tan profundamente e insististe tan apasionadamente que lograste que alguien más hiciera algo que NO quería? Ese es el nivel que tienes que adquirir con lo que ofreces.


5. Una incorrecta estimación de esfuerzo.


Es importante que estimes la cantidad necesaria de esfuerzo necesario para conseguir tus objetivos. Al no poseer la habilidad de estimar correctamente la cantidad de energía y esfuerzo necesario para obtener algo, es un gran problema para poder cerrar a tu cliente. Siempre tienes que prepararte más para poder obtener lo que deseas, no importa cual sea el desafío.


¿No realizarias un viaje de 300km en coche teniendo el combustible a menos de la mitad o si? ¿Entonces por qué lo harías con tus prospectos?


6. Ser "razonable".


Esta es una condición humana perpetuada a la sociedad por los grupos psico-balbuceadores que dicen que es saludable "ceder", -- "Se feliz y disfruta la vida con lo que tienes" -- "llevatelo con calma"-- "hazlo después".. A penas golpeemos un serio problema económico, observa como estas fabricados pensamientos se vuelven la ruina de millones de personas.


Las personas están siendo convencidas de disfrutar la vida en vez de crear una vida que disfruten. Deja de ser razonable para la sociedad y empieza a crear tus propias reglas.


7. No tener un plan financiero.


Sin un correcto plan financiero, es muy difícil que estés motivado y puedes desestimar la importancia en cada "trato".


Crea un plan financiero para ti que cubra más que solo las cuentas, tiene que cubrir tu libertad financiera. Muchas personas tiene un mal tiempo vendiendo porque carecen de la motivación suficiente para hacer las tareas incómodas necesarias para completar el trabajo.


Los mejores vendedores que he conocido que cierran la mayoría de tratos que desean, no lo hacen por el dinero, si no, para cumplir su propósito.


8. Lidiar con objeciones que en realidad son solo quejas.


La mayoría de las objeciones de tus clientes, son solo quejas, deja de tratarlas como objeciones y de invertir tiempo en arreglarlas, solo añadirás leña al fuego y la transformaras en una objeción real que hará que pospongas el cierre,


Trata a las objeciones como quejas hasta que sean validadas como tal.


Muchas de las objeciones sólo requieren un "entiendo", cuando tratas a una queja como una objeción, la estás validando y se convertirá en algo que no es. Mientras más la validez, más real se vuelve para tu cliente.


9. Estar corto de material para cerrar una venta.


La falta de material para cerrar, detendrá el cierre. Siempre ten material de sobra para poder contrarrestar cualquier objeción real y siempre usala en el momento adecuado.


10. Barreras incorrectas.


Los vendedores usualmente piensan que los clientes son las barreras son las barreras o las razones del "no" en el cierre, la única barrera que existe eres tú, si lo reconoces podrás observar como tus ventas aumentan.


Observa las objeciones de tus clientes y verás como tienes un acuerdo con esa objeción que te impide cerrar el trato, analiza cuales son y corrígelas lo antes posible.


Deja de pedirle a tus clientes algo que tú no harías.





6 vistas

Mentor de Líderes

ADQUIERE UN E-BOOK 

GRATIS AL 

SUSCRIBIRTE